Para que la piel luzca sana, hidratada y luminosa es necesario realizar periódicamente Higienes . El objetivo de la higiene es retirar las células muertas que habitan en la superficie de la piel y que impiden que la dermis respire y tenga una adecuada oxigenación.

Higiene de Espalda

La función principal del tratamiento es conseguir una higiene profunda adaptada a las características de la piel ya que se trata de una zona en la que se acumulan más toxinas y es  poco accesible para uno mismo.

Duración 1 h

Indicado para todo tipo de pieles.

Higiene de Tratamiento

Esta higiene pretende, además de eliminar impurezas aportar, además de hidratación,  diferentes principios activos dependiendo de las necesidades de cada piel , limpieza facial personalizada y adaptada a cada tipo de piel con una duración de 1h y 10 min

Para aportar a cada piel lo que requiera.

Higiene de Desincrustración

Desincrustración es el empleo de corriente galvánica para obtener una limpieza profunda en pieles grasas. Se recomienda como tratamiento en pieles muy grasas, así como tratamiento de preparación de la piel para posteriores tratamientos cosmetológicos o de aparatología.

Higiene, tratamiento o pre-tratamiento de 1h

Indicado exclusivamente para pieles grasas.

Higiene Exprés

Limpieza exprés, elimina las células muertas, limpia los poros y aumenta la hidratación.

Requisito básico para lucir una piel limpia y sana en el menor tiempo posible, 40 min.

Indicado para pieles jóvenes que sólo precisan un cutis limpio.

Higiene Total

El primer paso para lucir una piel perfecta. Limpieza facial profunda para pieles con visibles impurezas o piel extremadamente apagada, con eliminación de milium y vello facial, conseguimos una piel suave, lisa e hidratada en profundidad. Finalizando el tratamiento con un toque de maquillaje para acudir con la piel perfecta a cualquier parte.

Esta higiene profunda tiene una duración de 2h aproximadamente.

Indicado para pieles que requieren un servicio exhaustivo.

Servicios relacionados